Catálogo

Cuento

Desafinado

Prólogo, por Ana Basualdo Antes de que se le aparezca un hípster en bicicleta, con una billetera desbordante y a punto de caérsele del bolsillo trasero del pantalón y seguido de un perro, el narrador del cuento Desafinado ya ha acondicionado con maestría la escena para la observación: un hombre sentado a la mesa de un bar barcelonés, a medianoche, mirando por la ventana y esperando un café «con la leche muy caliente». Desde el desarraigo, ha configurado un espacio con atributos de alguna clase de estabilidad e incluso de cierta continuidad, lograda con mínimas estratagemas que la mantienen o la simulan.«Las empleadas en ese sitio cambian con enorme frecuencia»: el narrador, entonces, memoriza los nombres de los cartelitos que llevan las camareras en el uniforme para garantizarse el café “con la leche bien caliente”, mientras mira por la ventana una plaza empedrada. La luz de las farolas, porque  tiñe los adoquines de amarillo, le recuerdan las hojas secas de los paraísos («no marrones, como las de los plátanos»), vistas en otro lugar y en otro tiempo. Reminiscencia de una escena con un espesor temporal de orden familiar y vecinal, en la ciudad de su infancia (Rosario), en un restaurante con grandes ventanas a la calle. «Allí siempre se saludaba a alguien. Hola escribano, doctor cómo está, ¿se enteró de lo de Ubieta? Salude a Pocha de mi parte.» Pero este lugar de ahora –la mesa, el cartelito con el nombre de la camarera, el café humeante- es más bien un cobijo en lugar ajeno. Desde ahí, mientras registra con impavidez un diálogo entre dos guardias de seguridad, la cámara interior de la mirada funde experiencias de tiempos y espacios distantes y de golpe salta hacia afuera y enfoca a una figura que, lenta y veloz a la vez, cruza en bicicleta por la plaza: un hípster, deidad odiosa del presente, con una billetera llena a punto de caérsele. El escenario descrito ahora y el evocado se precipitan en un punto brillante e imperativo  (la billetera que nadie más advierte), como representando uno de los fenómenos de «aniquilación del espacio» (estudiados por Henri Lefebvre y David Harvey) producidos por las avalanchas de aceleración del tiempo que ocasiona la “movilidad del capital”. Vidas de emigrantes y de perdedores de trabajos y de oficios coinciden en la superficie de la ciudad con modelos novedosos de ganadores más o menos efímeros «ya compenetrados» de nuevas nociones de espacio-tiempo. «El híspter es el éxito, el presente total, el tiempo donde el personaje-narrador no está ni estará nunca», dice Mario Catelli. Ahora es el autor quien está sentado a la mesa de un bar barcelonés, convocado para conversar sobre sus libros: «Soy un músico que escribe», dice. Sus reflexiones sobre la relación entre la música y la percepción del tiempo, y entre la música (el jazz) y el proceso de escritura nos llevan al sentido de Desafinado, título del primer cuento y de todo el conjunto variado de registros que contiene el libro. Cuando vamos a un concierto, seamos músicos o simplemente aficionados, vamos dispuestos a una experiencia estética bastante intuitiva que nos conforte, que nos satisfaga, que nos consuele…  En todo concierto, hay una especie de devenir que ocurre con naturalidad, con armonía, hasta que alguno de los músicos, por lo que sea,  desafina o se va del tiempo. Hay quien consigue volver al tiempo y a la afinación y quien no. ¿Por qué? No siempre decide la voluntad de o la capacidad de hacerlo, sino que entran en juego otras fuerzas, silenciosas, acalladas, desconocidas, que acaban decidiendo más allá de la voluntad. Lejos de lo monocorde, en Desafinado varían las modalidades fonéticas y sintácticas (el oído social de Mario Catelli es muy notable); varían las situaciones, los paisajes y los personajes, pero todos los cuentos están atravesados por arritmias en la escritura, por deslizamientos o improvisaciones en la ejecución de las ideas narrativas. Fui componiendo los cuentos como una melodía de jazz (hecha de sonidos y silencios, y de tiempo, aunque no de tiempo cronológico), una melodía que se sabe y a la vez se improvisa y recrea. Somos, hasta cierto punto, improvisadores, estamos solos pero dependemos de los demás músicos para afinar y estar en el tiempo. También me gusta pensar que la música es el único arte capaz de condensar o dilatar el tiempo vital, de revelarnos que no somos solo una cronología de hechos ordenados.  En Desafinado, ¿es la captura visual del hípster la nota saltarina, el don de un instante que desafina tanto respecto del decurso lineal del tiempo como de las sinuosidades de la memoria? El cuento relata cómo se arma y se desarma ese instante potente que reúne ambivalencias sin resolverlas y que, después de leído, no será olvidado. El ojo y el oído trabajan juntos, a lo largo de las variaciones que componen el libro, construyendo paisajes del presente en Barcelona, del pasado argentino descrito a través de la evocación o de recuperaciones inyectadas de confrontación que suscitan las visitas esporádicas a la tierra natal. En el relato de un viaje en auto al Chaco (Para ir y volver), la percepción sensorial del lugar aniquila un presente interrumpido: «Los juncos no se movían; había un viento tibio, raro para el otoño, un viento que arrastraba la tierra más liviana como una niebla caspia que hacía picar los ojos. Un grupo de granos de polvo que migra. Fuera de eso, no se veían más que los juncos balanceándose de un lado a otro, como si fueran ellos los que desprendían ese calor suave, como si el calor saliera de todo lo que se podría esconder en ellos. Barcelona entre los juncos no era nada, ni siquiera una imagen o un pensamiento irreparable.» No es la sola celebración de un paisaje sino la fuerza de lo concreto americano que se presenta como dilema. Ya casi en Resistencia (adonde ha llegado para visitar a su madre), el personaje entra a un bar: «Tomé un café con leche con un sangüich de milanesa antes de subir a la pensión. Era nochecita. Miré el bar medio vacío, pero el humo de los que fumaban, los ceniceros abollados, la jarrita de leche enlozada me hicieron sentir que estaba en alguna parte otra vez, aunque la certeza era la nota olvidada de un acorde que entra a destiempo, pero apenas.» Catelli ha analizado brillantemente en conferencias y talleres dictados en Barcelona la importancia del jazz en la escritura cortazariana (también, la relación de Borges con el tango y la milonga). Cortázar, Horacio Quiroga y César Vallejo comparecen en la charla, mientras parejas de cotorras (cotorras argentinas, las llaman acá) arman bulla en su nido de pajitas, en lo alto de un plátano. Desafinado (cuenta) surgió del encuentro azaroso con un libro de prosa poco conocido de Vallejo, Escalas melografiadas, y un trasunto de ese encuentro aparece  en el cuento Melografías. El autor de Desafinado nació en 1957 y vive en Barcelona desde 1986. Entre los once y los veintiún años, estudió guitarra clásica, flauta travesera y guitarra eléctrica. En Barcelona eligió primero el saxo alto y luego al saxo tenor. Se dedicó después a diversos trabajos editoriales: traducciones, libros infantiles, crítica musical. En 2009, publicó su primera obra, El Heredero, un fresco urbano fascinante y feroz que ganó el Premio Bruguera de Novela. Los personajes que habitan tanto El Heredero como estos cuentos son seres con mayor o menor grado de desafinaciones y arritmias respecto de la vida, de las circunstancias vitales. Lo que en todo caso «queda en entredicho» es la voluntad como factor o fuerza decisiva ante lo que plantean  las circunstancias a estos personajes y ante las cuales los personajes actúan. Son diez cuentos con personajes desafinados, «en cuyo pecho también late un corazón», como dice Jobim en la canción. Más allá de los límites de las estructuras lineales, la escritura de Mario Catelli representa (percutiendo la lengua) la existencia errática de seres desafinados, desarraigados, deshilvanados en espacios afectados por circunstancias suyas y del tiempo en que viven. Las decisiones de los personajes no tienen que ver solamente con lo racional, lo conveniente o siquiera lo deseado, sino con lo circunstancial, como cuando intentamos cantar y nos sale lo que nos sale. Dice el narrador de Melografías: «[…] acercarme hasta la puerta de ese organismo opaco que es el presente y donde solo la tragedia parece capaz de abrir ventanas». La tragedia y (la otra gran puerta) el humor. Porque el humor no nace de las armonías perfectas, sino de las desafinaciones… Ironía contenida que desnuda limpiamente imposturas (Sanación,  Vistas al río) o la jugosa comicidad de unos diálogos memorables (Cómo quedarse sin nada) para mostrar la laboriosa pasión de muchos argentinos por la compra-venta de autos remendados o la “arritmia” terrible (humor casi negro) que le ocurre a un personaje de Accidental. El raspaje de fondo sobre las anécdotas se realiza (se hace arte literario genuino) a través de los recursos de una escritura impulsada felizmente por el saber de la música. Y, enmascarado tras un discurso paródico, el libro contiene un solo de saxo (Una situación inestable como para confiarse), que Cortázar, el mejor Cortázar, escucharía en primera fila.

Bogotá:

Librería Lerner

Sede centro: Avenida Jiménez No 4-35 Teléfonos: 334 78 26 – 243 05 67282 30 49. Sitio web: librerialerner.com.co

Sede calle 93: Carrera 11 No 93A-43. Teléfonos: 636 42 84 – 691 88 32636 42 61 – 636 42 95

Librería Temis

Calle 12 B # 6 – 45. Teléfono: 018000 196014. PBX: (601) 914 0007. Sitio web: libreriatemis.com

Librería Alianza

Carrera 6 # 67-34 – 52. Teléfono: (+57-1) 249 56 09. Sitio web: alianzalibros.com/tienda/

Art Books Librería

Calle 21 No. 40 – 13. Teléfonos: 318 225 6150 – (571) 269 51 37. Sitio web: artbookslibreria.com

Babel Libros SAS

Calle 39 A 20 – 55. Teléfono: 245 8495. Sitio web: babellibros.com.co

Librería Hojas de Parra

Calle 29A No. 34A – 33 Piso 1. Teléfono: +57 1 322 9982. Sitio web: hojasdeparra.com

Matorral Librería

Carrera 19 No. 36-55. Teléfono: 311 2339798. Sitio web: libreriamatorral.com

Tango Discos y Libros

Cra 15 # 90 – 64 Ofi 201. Teléfono: 6017438270. Sitio web: tangodiscos.com.co

Librería Espantapájaros

Carrera 19A #104A-60. Teléfono: 214 2363. Sitio web: espantapajaros.com

Librería La hora del cuento

Centro Comercial Show Place, Av Calle 147 No. 07 – 70 Local 18. Teléfono: +57 1 2582030. Sitio web: librerialahoradelcuento.com

Wilborada Librería

Calle 71 # 10- 47 Int 4. Teléfonos: + 6017906879 / + 6017900012. Sitio web: wilborada1047.com

Libros Mr. Fox

Madriguera Ilustrada: Calle 61 #5-57. Tel: 601 4594398. Sitio web: librosmrfox.com

Madriguera Fantástica: Calle 120A #5-07. Tel: 601 9061496

Librería Central

Calle 94 N. 13-92 110221. Teléfono: (+57) 2569534. Sitio web: libreriacentral.co

Casa Tomada Libros y Café

Transversal 19Bis No.45D-23 Barrio Palermo 111311 Teusaquillo. Teléfono: (+1)245 1655. Sitio web: libreriacasatomada.com

Tienda Librería Javeriana

Carrera 7 No. 40 – 62 Edificio central (Emilio Arango S.J., Edif. 21), piso 1, frente a la Cafetería Central. Tel: (57 1) 3208320. Sitio web: javeriana.edu.co

Prólogo Libros

Calle 67 #6-32 110221. Teléfono: (1) 7578069. 

Tornamesa

Calle 72 # 10-34 CC. Avda. Chile Local-236. Tel: (571) 3221639 | Cel: (57) 313 5632707. Sitio web: tornamesa.co

Garabato Libros

Carrera 19 # 34-61. Teléfono: 18089429. 

Santo y seña

Chapinero: Cra 4. No. 54a -10  Teléfono: +57 1 249 8302. Sitio web: casasantoysena.com

La valija de fuego

Cra. 7 No. 45-52. Local 3. Teléfono: (601) 3719306

Librería de Ana

Sede Paseo San Rafael. Calle 134 No. 55 – 30 Local 207 – Teléfono: +57 3053585907. Sitio web: lalibreriadeana.com

Sede C.C. Parque La Colina. Piso 2. Zona «Local» Teléfono: +57 3052310352 

Librería Ohhh Lala

Calle 170 No. 67 – 51, primer piso Centro Cultural Julio Mario Santo Domingo- Teléfono: +57 1 6370376. Sitio web: libreriaohhhlala.com

Tertulia Librería Café

Calle 75 # 22-40, Casa San Felipe – Teléfono: 310 3008092. Sitio web: tertulialibreria.com 

Librería El Dinosaurio

Carrera 22 calle 45 Esquina – Teléfono: 485 7903. Sitio web: libreriaeldinosaurio.es.tl

Medellín: 

Librería Alianza

Calle 49B No. 64B-112 Of. 304 Edificio el Rectángulo Sector Suramericana. Teléfonos: (+57-4) 260 6324 – (+57-4) 230 4066. Sitio web: alianzalibros.com

Al pie de la letra Librería

Sede Brasilia-Suramericana: Calle 49 A No 64 C-42. Teléfonos: 5578279 – 5578666. Sitio web: alpiedelaletralibreria.com

Sede Museo de Arte Moderno-Ciudad del Rio: Carrera 44 A No 19 A-100. Teléfono: 5574451

Librería Grámmata

Sede Estadio: calle 49b #75-33

Sede Laureles: carrera 76 #73b-40 CONFIAR

Teléfono: 2605685

Rionegro:

El licenciado Libros y Café

Complex Llanogrande – Local 26 Km 8.5 vía aeropuerto Rionegro Llanogrande -Teléfono: (57) 322 717 8366. Sitio web: libreriaellicenciado.com

Barranquilla:

Nido de libros:

Calle 86 No 64D – 58. Teléfono: +57-5-3858231. Sitio web: nidodelibros.com

Cali:

Expresión Viva

Calle 2 No. 10 – 28 San Antonio. Teléfono: +57 2 8936793. Sitio web: expresionviva.com

Librería Internacional

Cra. 26 # 5b-56. Teléfono: (57) 313 6349639. Sitio web: libreriainternacional.com

Barichara:

Aljibe librería café

Cll 5 # 6-29 Local Esquina. Sitio web: aljibelibreria.com

Tunja:

El relorejo ciego SAS

Cra. 8 No. 18 – 37. Teléfono: +57 8 7437595. Sitio web: elrelojerociegolibreria.com

Cundinamarca:

Librería Ocasumi

Carrera 2 No. 1-21 Local 1. Teléfono: 304 665 0502. Sitio web: ocasumilibreria.com

Había una vez Librería

Vía Cajicá-Tabio, Diagonal 6 N° 3 – 35 Sur Cajicá. Teléfonos: (+57-1) 249 56 09 – + 57 310 561 0099. Sitio web: habiaunavezlibreria.com

Yopal:

Léeme y Leeré

Centro Comercial El Hobo, Local 120. Teléfonos: (608) 6334563 – +57 3118538025. Sitio web: leemeyleere.com

Armenia:

Libélula Libros

Av. Bolívar 15N-23. Teléfonos: 3217152334 – 8854201

Manizales:

Libélula Libros

Cra. 23A 59-104. Teléfonos: 3113200672 – 7358646

Pasto:

Librería Camino a Casa

Carrera 33A No. 20 85 Local 1, Avenida los Estudiantes. Teléfono: 7365676 – 57 311 7721469. Sitio web: caminoacasalibreria.com

Bucaramanga:

Librería Profitécnicas

Calle 52 # 31-162 y Calle 36 #12-51. Teléfonos: (7)6576974 – 6424620. Sitio web: profitecnicas.com

Cartagena:

Ábaco Libros y Café

Calle de La Iglesia con Calle de La Mantilla.
Teléfonos: (575) 6511974 – (57) 316 7445517. Sitio web: abacolibros.com

Barrancabermeja: 

Librería el Monachito

Calle 54 #27-05 – Teléfono: 310 8528994 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 thoughts on “Desafinado

  1. Me interesa mucho leer el libro. Mario es mi amigo, lo conocí cuando vino como jurado del Premio Internacional de novela José Eustasio Rivera, donde resulté ganador. Leí su novela y disfruté momentos especiales con Mario.

    1. Estimado Jorge Eliécer, un cordial saludo.

      ‘Desafinado’ es una de nuestras próximas publicaciones, en cuanto esté en librerías le informaremos para su adquisición.
      Celebramos el interés que le ha merecido esta obra.

      Cordialmente,

      Alejandra Moreno