Textos

Cien años de soledad como una rectificación de todo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Siguiendo la política de AVANCE de incrementar la cultura y llevar a un mejor conocimiento los valores que se ocupan de ponerla a gran nivel, les presentamos a uno de nuestros más conocidos y afamados expositores de nuestra novelística actual: Gabriel García Márquez.

Desde el primer instante en que supimos que «Gabo» (así lo llaman sus amigos) se encontraba en la ciudad, no escatimamos esfuerzo alguno en comunicarnos con él. Después de haberlo encontrado en una forma accidental, logramos concertar una entrevista a la que muy gentilmente accedió.

Nos encontramos ante un personaje sencillo, amable, cordial, magnífico conversador y aún más a medida que se adentra en la charla. Sus conceptos son rápidos, lacónicos, lo que demuestra la sobriedad de su carácter, especialmente acerca de su arte.

LAS DIFICULTADES

Y es así como haciendo resaltar los obstáculos que un escritor debe afrontar, dice:

«Las mayores dificultades del escritor son primordialmente el lenguaje y la técnica. Cada historia necesita uno (lenguaje) especial. Yo, por ejemplo, en Cien años de soledad(su último libro), utilizo un lenguaje arcaico. Pero para esto hay que tener unidad; mi dificultad es precisamente eso.

»Pero el mayor problema, creo, es en cuanto al factor económico. El escritor es el que menos gana en el libro, ya que el 50 por ciento de los beneficios corresponden al editor, el 40 por ciento al librero y el 10 por ciento al autor, si no hay agente de por medio.

»En estas circunstancias es difícil dedicarse a escribir. Yo principalmente, llegué aun a vender periódicos, enciclopedias en París. He hecho mucho para lograr escribir; creo que los derechos de autor de Cien años de soledadme podrán permitir dedicarme a escribir tranquilamente».

SUS VEINTE AÑOS

Con sus veinte años de actividad literaria, García Márquez ha logrado publicar cinco libros. Comenzando con La hojarasca(1955), sucediéndole El coronel no tiene quien le escriba (1961), Los funerales de la Mamá Grande(1962) y La mala hora (Premio Esso, 1962), para llegar a su obra cumbre, según la opinión de algunos críticos: Cien años de soledad, cuyo primer nombre fue La casa. Según él, de haberla escrito cuando contaba diecisiete años, hubiera llegado a ser un niño prodigio, que los considera muy detestables.

A nuestra pregunta de por qué «Macondo» es siempre el escenario principal de sus novelas, nos responde «porque me suena bien ese pueblo; es muy típico, con pasado y de una buena perspectiva literaria».

Considera a El coronel no tiene quien le escriba como su libro de suerte, el cual ha sido traducido al inglés, francés, italiano y alemán (del que ya han hecho 3.000 volúmenes).

INFLUENCIA TÉCNICA

William Faulkner fue el escritor predilecto de García Márquez en sus comienzos como escritor, de ahí que se diga que este ha tenido una influencia muy marcada sobre él; respecto a este, él dice que tal influencia ha sido señalada constantemente, por los críticos, y que al fin ha llegado a tomarla como cierta: «Sí, pero en una forma, que este escritor me enseñó a contar las cosas, a distribuirlas».

El famoso escritor norteamericano ha influido, además, sobre la gran mayoría de de los escritores latinoamericanos, dejándose entrever las influencias, aunque en una forma menos directa, las de Hemingway y Dos Passos.

García Márquez no cree tener ninguna obra mala, y al respecto dice que «todos mis libros han correspondido a la realidad; hice lo que yo quería hacer, y si mis obras son malas o buenas, ese trabajo se lo dejo a los críticos. Todas mis obras son experimentales y seguiré experimentando. Hoy me gusta una cosa, mañana, otra. Si no hubiera cambiado después de escribir La mala horano hubiera escrito Cien años de soledad, que es una rectificación de todo».

Y agrega, ampliando otros conceptos: «El escritor que no se contradice es un dogmático. Creo que un libro tiene acogida si contiene lo que a la gente le interesa, lo que le sucede, de ahí considero el éxito de El derecho de nacer».

Sin embargo, manifestó que había rehusado el plan de llevar sus obras al cine; los personajes que había creado eran entraña suya y no deseaba que se les cambiara. En una ocasión había pedido la suma de medio millón de dólares para que no se insistiese más sobre ello, aunque sí escribía argumentos para el cine.

LA MEJOR OBRA

Conceptúa que Julio Cortázar es el iniciador del auge que ha tomado la novelística latina. Elogia la obra de Juan Rulfo, Pedro Páramo, la que considera la mejor que se ha escrito en América.

Sobre el Nadaísmo dijo que «todo movimiento que pretenda revolucionar las artes, debe ser conocido por sus obras, mas no por sus actuaciones públicas y por su rebeldía, que es lo que ha venido a suceder con el Nadaísmo, y esto es algo que va en contra del mismo movimiento. Pero a pesar de todo reconozco que tiene gente de talento».

La próxima obra de García Márquez seráEl otoño del patriarca, la cual escribirá en Barcelona, por ofrecer España circunstancias especiales que no las proporciona otro país, como es el menor costo de estadía y de material y la de que el trabajo del escritor adquiere más valor en el sentido económico, que le permite dedicarse de lleno a la actividad literaria.

 

 

 

 

 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.